Pan y sólo Pan

815919790_145998_6142310732222557010

Ingredientes: harina, agua y sal

 

El pan es un alimento de consumo diario, básico en la dieta mediterránea desde hace siglos. Es por eso que debemos cuidar la calidad del mismo, para que nos aporte el máximo de nutrientes y no dañe nuestra salud

 

Harina

las harinas ecológicas molidas a la piedra contienen todos los componentes del grano y su consumo mesurado resulta favorable para nuestro organismo.

 

Agua

Con agua filtrada conseguiremos un pan más saludable. Si no es posible, una jarra con agua unas horas antes de su utilización hará que parte del cloro se evapore

 

Sal

Este ingrediente debe ser introducido en valores pequeños, entre el 1,5% y el 1,8% del peso de la harina

 

Lo primero que nos hace falta es un fermento que contenga levaduras que hagan subir nuestro pan.

Las levaduras son hongos que se alimentan de carbohidratos de la harina, dando alcohol (que se evapora en la cocción del pan) y dióxido de carbono (que hace subir nuestro pan. Una fermentación lenta, hace que el pan tenga una predigestión de la masa y nos da un pan con un índice glucémico bajo (muy importante para los diabéticos y para los que no queremos serlo)

815919790_145998_6142310732222557010
Barras de pan de trigo blanco

Las levaduras viven de forma natural en el ambiente y en las harinas, con lo que conseguir un fermento no es nada difícil, es sólo tiempo.

 

Si mezclamos agua y harina mitad de cada, lo dejamos a temperatura ambiente, y lo vamos alimentando todos los días, en unos 6 o 7 días tendremos un fermento poblado de levaduras de forma natural, suficiente para la elaboración de nuestro pan. Ese fermento se llama masa madre. Esta masa que hemos ido alimentando todos los días veremos que tiene un montón de burbujas, cada vez mas. ¡Ahí están nuestras levaduras listas para fermentar el pan!.

 

Cogeremos una parte del fermento para hacer el pan de hoy, el resto lo seguiremos alimentando para que no se muera y poder usarlo en cualquier momento.

814707311_155322_1456151162582991140
Pan recién salido del horno

la parte de fermento que cogemos, nuestra masa madre, la mezclaremos con la harina y el agua del pan que queremos hacer. Sin que supere el 30% de la harina.

Por ejemplo, para un pan de 1kg :

 

540 gr de harina

340 gr de agua

120 gr de masa madre

9 gr de sal

 

haremos la mezcla, amasamos durante unos minutos para que se desarrolle el gluten,  y en unas horas (3 o 4 a 24ºC) veremos que nuestra masa tiene suficiente dióxido de carbono, entonces le damos forma, esperamos una horita más a que suba de nuevo, y lo podremos meter al horno.

 

Claro, esto requiere observar la masa, darle su tiempo, que esté a una buena temperatura y tener paciencia.

 

Esta es la diferencia entre un pan que nutre nuestro organismo y otro que no se sabe lo que es. Aquí radica una profesión, la de panadero, que no es lo mismo que juntar polvitos mágicos y tener un pan listo en media hora. Panes que vienen congelados no sabemos ni lo que llevan, y cuanto menos pesen mejor.

La industria alimentaria ha encontrado la gallina de los huevos de oro con el pan. Sólo tienen que poner unas harinas sin valor alguno, mezclarlas con unos mejorantes panarios de los que no dan cuenta a nadie (en la mayoria de los casos no se especifican en ningún sitio) agua, sal, levaduras que están seleccionadas para que vayan lo mas rápido posible y a correr. Si el pan te sienta mal, o tienes diabetes, lo que tienes que hacer es comer menos, encima nos echan la responsabilidad de esas malas prácticas a los consumidores, ya esta bien!

 

¿ Queremos pan ?

 

Aquí os dejo un foro, en el que encontraréis información para elaborar y para conocer el mundo del pan

http://www.elforodelpan.com/

 

que aproveche!

FacebookTwitterEmailPinterestGoogle+WhatsApp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *